Níscalos en salsa con jamón

Receta de níscalos en salsa con jamón

Setas, jamón, cebolla, ajo, vino, un toque de tomate y un punto de pimienta y de comino, hacen de este plato de nícalos una delicia entre las delicias.

¿Quieres ver los ingredientes para Níscalos en salsa con jamón?

Descubre los ingredientes para hacer Níscalos en salsa con jamón pinchando aquí:

¿Cómo hacer níscalos en salsa con jamón?

1

Cogemos las cebollas, las troceamos y las ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva. No pondremos el fuego muy alto, pues queremos que la cebolla se cocine sin dorarse. Sazonamos para que se ablande más rápido.

2

Mientras, vamos preparando el resto de ingredientes, o sea, pelamos los ajos y los cortamos en láminas. Limpiamos los níscalos y los cortamos en trozos del tamaño de un bocado. Además, cortamos el jamón en trozos. Reservamos por separado.

3

Una vez que la cebolla está lista, la retiramos y reservamos.

4

Echamos un poco más de aceite de la sartén si lo creemos necesario, y agregamos los ajos. En cuanto veamos que el ajo comienza a dorarse, echamos en la sartén los níscalos que teníamos reservados y los rehogamos ligeramente durante unos 30 segundos. No dejaremos de mover para que el ajo no se nos queme.

5

Añadimos en este momento el jamón y rehogamos también unos segundos.

6

Agregamos la cebolla que teníamos pochada de antes, la pimienta molida y el comino, y lo removemos unos segundos para que se mezclen bien los sabores.

7

Ahora le toca el turno al tomate frito, lo añadimos a la sartén y lo mezclamos para integrarlo.

8

Agregamos el sobre de sopa de cebolla, removemos nuevamente y añadimos el líquido para que todo se cueza, o sea, vertemos en la sartén el vino blanco. Removemos y dejamos que cueza unos 4-5 minutos para que reduzca y el alcohol se evapore.

9

Añadimos el agua, bajamos la intensidad del fuego a intensidad media, y dejamos que las setas se cuezan hasta que la salsa se reduzca a la mitad.

10

Rectificamos de sal si fuera necesario y... Listos, ya solo nos queda emplatar los níscalos y disfrutar de la mezcla de sabores y de la salsa, que no podremos evitar comerla mojando un buen pan.

Foto orientativa: Pablo Monteagudo

Nota del autor:

Si no tienes sopa de cebolla, puedes ayudar a espesar la salsa con un poco de harina de maíz, que disolverás en un poco de agua fría antes de añadirla a la sartén, y agrega también una pastilla de caldo concentrado, bien de ave, pollo, carne o verduras, eso puedes elegirlo o usar la que tengas en casa.

Si no tienes vino blanco, añade un buen chorro de coñac o whisky y deja que el alcohol se evapore unos 5 minutos. Luego añade más cantidad de agua hasta completar el vaso y medio que hubieras añadido de agua. O sea, si añades medio vaso de coñac, una vez que el alcohol se evapore, tendrás que añadir 1 vaso más de agua en sustitución del vaso de vino blanco que no has añadido.

Otras búsquedas relacionadas con "Níscalos en salsa con jamón"